Wilkhahn - la compañía

 

Wilkhahn - éxito internacional impulsado por la coherencia y continuidad

A diferencia de casi cualquier otro fabricante en la industria del mueble, Wilkhahn se encuentra en todo el mundo con el diseño made in Germany, ofreciendo mobiliario de oficina y de conferencia de alta calidad y creando puntos de referencia para toda la industria. Hace unos 60 años la compañía estableció como sus objetivos la durabilidad, una mejor utilidad y un diseño perdurable. Hitos como la clásica silla de oficina FS-Line (1980), la mesa plegable Confair (1994), las sillas de oficina Modus (1994) o la silla de patín Aline (2004), han dado forma a la manera en que las oficinas han evolucionado. Los últimos ejemplos de innovaciones pioneras son la silla multiusos Chassis, o la silla con movimiento tridimensional ON que es considerada en la actualidad por los principales expertos como la mejor silla de oficina del mundo.

 

Wilkhahn también establece nuevos estándares en términos de su enfoque socio-ecológico. Como ganador del Premio Medio Ambiente Alemán, la compañía ha trabajado con arquitectos como Frei Otto y Thomas Herzog y ha estado practicando activamente la responsabilidad ambiental desde hace 20 años. Además de una serie de reconocimientos internacionales, la sillería de oficina ON ha recibido también el Premio al Diseño Ecológico Federal.

 

Arquitectura

Un número alarmante de personas viven y trabajan en edificios con los que no se relacionan en absoluto. ¿Cómo pueden los armoniosos y productos fáciles de usar fabricarse en un ambiente alienado e inhumano? Un edificio dedicado a la fabricación puede ser más que una mera construcción cubierta de chapa ondulada. Hemos sido capaces de retener a dos excelentes arquitectos en nuestra arquitectura corporativa como son Frei Otto y Thomas Herzog.

Pabellones de producción de Thomas Herzog
Tenemos que construir en armonía con la naturaleza - no contra ella" Thomas Herzog. Con un área de 8.000 metros cuadrados, las naves de producción de Thomas Herzog todavía proyectan una sensación de ligereza visual completa. Tres secciones con espacios con vidrio en una construcción suspendida se intercalan entre los cuatro "caballetes de gran altura"; las barras entrecruzadas de anclaje de acero hacen que la estructura suspendida sea claramente visible desde el exterior.

A pesar de su enorme tamaño, el edificio tiene una apariencia estilizada y con un diseño ecológico hasta el último detalle: con una fachada acristalada especial para el aislamiento térmico, un sistema de ventilación en gran medida natural, una planta de energía solar y techos cubiertos de plantas que actúan como aislamiento climático, y tampones de agua de lluvia que establecen normas para la construcción respetuosa con el medio ambiente.

Pabellones de Frei Otto

El arquitecto que diseñó el parque Olímpico de Múnich, Frei Otto, incluso llegó a ser conocido fuera de los círculos de expertos. El diseñó el edificio para albergar los talleres de costura y de tapicería cuando Wilkhahn amplió su área de producción en 1987.

En lugar de una construcción de una fábrica tradicional, el resultado fue 4 pabellones con mucha luz y un techo de vigas de madera suspendidas. Las formas, derivadas de estructuras orgánicas, se mezclan armoniosamente con el paisaje. El interior es agradable y luminoso, y proporciona un ambiente de trabajo productivo envidiable. Estos pabellones, que han recibido numerosos premios, son considerados en todo el mundo como modelos de excelencia para las personas orientadas a la arquitectura industrial.

Arquitectura Los años 50 y 60 marcaron la época de las "sillas de arquitectos" en Wilkhahn. Con nombres como Jupp Ernst, Roland Rainer, Hans Bellmann, Walter Papst, Herbert Hirche y Georg Leowald se dio a la empresa un nuevo enfoque orientado en el diseño, basado en los principios del "Deutscher Werkbund", el movimiento Bauhaus y la Escuela Superior de Diseño en Ulm. Por ello no es de extrañar que se encomendara a Leowald y Hirche la labor de construcción de una empresa en pleno crecimiento dinámico. Resulta ejemplar el edificio administrativo (1960) de Herbert Hirche, concebido como estructura de hormigón visible con fachada enladrillada.

 

Historia de Wilkhahn

 
1907

Los comienzos

Friedrich Hahne y Christian Wilkening fundan una fábrica de sillas en Eimbeckhausen, cerca de Hannover. Los nombres de los dos fundadores se reflejarían posteriormente en el nombre de la empresa: Wilk-hahn. Con la madera de los bosques cercanos se producen sillas de alta calidad, hechas de haya maciza. La empresa aún no se diferencia mucho de las otras 100
pequeñas y medianas productoras de sillas de la región.

 
1946

Camino a la expansión

Fritz Hahne y Adolf Wilkening se hacen cargo de la fábrica de sillas de sus padres. Los negocios marchan bien, pero ninguno de los dos se da por satisfecho, por lo que buscan nuevas fórmulas de diseño. Así entran en contacto con Walter Heyn, director de “Talleres Alemanes“, con diseñadores como Georg Leowald y Herbert Hirche, defensores del Bauhaus y de la asociación profesional. Lo que entonces nadie podía saber es que este afán por experimentar pronto iba a rentabilizarse. El secreto del camino de la empresa artesanal de alcance regional a la empresa de presencia internacional es sencillo: éxito a través del diseño.

 
Años 50

Bauhaus como escuela

En los años 50 la empresa comienza a colaborar con ilustres diseñadores como Herbert Hirche, Georg Leowald, Roland Rainer, Jupp Ernst y Helmut
Lohmeier. Wilkhahn se convierte en empresa pionera del diseño industrial alemán, experimentando con nuevos materiales e inventando un diseño formal completamente nuevo. Así surgen muebles puristas, cuyas formas derivan de la función. Algunos de ellos harán historia en el ámbito del diseño.

 
Años 60

Veracidad

En estrecha colaboración con la Escuela Superior de Ulm se crean productos revolucionarios en el sentido más estricto de la palabra. Los "jóvenes salvajes del diseño industrial" sondean la dimensión política del diseño. El frenesí consumista y la arbitrariedad formal se contraponen a la responsabilidad social de los diseñadores y a la moral de las cosas. Un lema del manifesto de fundación de „los de Ulm“también se ha convertido en una máxima de Wilkhahn: "el objetivo es producir productos duraderos, aumentar su utilidad y reducir los residuos".

 
1970

El rendimiento se paga

En una reunión del personal de la empresa, convocada en diciembre de 1970, Fritz Hahne anuncia que los empleados participarán en el 50% de los resultados, lo cual se hace efectivo en enero de 1971. Con ello incluso „adelanta por la izquierda“ a los sindicatos. Numerosas empresas
trasladan su producción a países con mano de obra barata, mientras que en Wilkhahn trabajan empleados altamente motivados que se identifican con los productos. Actualmente 3,5 millones de euros del capital social están en manos de la plantilla como socios tácitos.

 
1980

Sentado sin carné de conducir

Tras intensivos estudios y ensayos ergonómicos Klaus Franck y Werner Sauer desarrollan una nueva silla de oficina giratoria. La línea FS incorpora el principio del sentado dinámico, mucho antes de que la gente se percatara del alcance de su importancia. En lugar de „máquinas de
sentado“ con palancas, ruedas y botones de ajuste de repente existe una silla que se adapta flexiblemente a la postura corporal del usuario y que anima a moverse sin necesidad de realizar numerosos ajustes previos.
Las sillas de esta serie se han vendido más de 2 millones de veces y aún hoy forman parte de nuestro catálogo de productos.

 
1990

Cambio ecológico

Wilkhahn también es una empresa pionera en el ámbito ecológico: las naves de producción terminadas en 1993 y desarrolladas por Thomas Herzog son, a nivel mundial, un paradigma de construcción estética y ecológica. La silla giratoria "Picto" – fabricada con piezas no compuestas, debidamente identificadas y completamente desmontables – fue en 1995 la primera silla de oficina del mundo en recibir el premio al medio ambiente por la fundación holandesa Milieukeur.

 
1997

Las formas de trabajo cambian

Internet, Start up, trabajo en equipo, organización propia, sociedad que aprende, técnicas de conferencia: todo esto son conceptos de un mundo laboral que ha sufrido un empuje dinámico revolucionario y que desde entonces no ha llegado a detenerse. En Wilkhahn el desarrollo de producto se basa en un análisis exhaustivo de las formas modernas de trabajo y comunicación. El resultado fueron programas de equipamiento como Confair y Conrack, que ofrecen espacio a la creatividad y al cambio, para pensar, trabajar y vivir, para grupos e individuos.

 
1999

La obra de su vida

Fritz Hahne recibe el Premio Federal "Promotor del Diseño". Este premio, otorgado por el „Rat für Formgebung“, honra a aquellas personas que han destacado en el mundo del diseño en Alemania. El presidente del jurado, Dr. H. C. Dieter Rams, dijo: "La aportación especial de Fritz Hahne reside en que ha demostrado en numerosas ocasiones que el buen diseño de producto, la excelente calidad de producto, la responsabilidad social y la conciencia ecológica son factibles en una empresa con buenos resultados económicos".

 
2000

Humanidad - naturaleza - tecnología

Bajo este lema la EXPO 2000 presenta escenarios de un posible futuro en el umbral hacia el nuevo milenio. Nuestra aportación: "El futuro del trabajo en el campo de tensión entre el hombre, la naturaleza, la técnica y el mercado": una exposición especial de la Expo en colaboración con la DGB (federación de sindicatos alemanes), la AOK (caja del seguro de enfermedad), la Exposición Alemana de Protección laboral y el Instituto de Higiene Laboral y Social.

 

Filosofía de Wilkhahn

Medio ambiente y liderazgo de personal

Ver las cosas en perspectiva. Estar atentos. Mantener la mente inquieta. Nunca hemos creído en la idea de una forma pura: quien diseña muebles e interiores, de hecho, diseña el entorno y las relaciones humanas. La estética siempre ha tenido una dimensión ética para nosotros. Durante años hemos perseguido constantemente nuevos caminos en el diseño; y también hemos estado practicando una asociación justa y responsable. Con la naturaleza, con nuestro personal y con la tecnología que empleamos.

El Premio Federal de Ecodiseño fue iniciado por el Ministerio Federal de Medio Ambiente y la Agencia Federal para el Medio Ambiente. El galardón rinde homenaje a los productos y servicios que cumplen con los requisitos estéticos y de calidad ecológica en la misma medida, por lo que demuestra un nivel particularmente alto de innovación. La silla ON, ganadora de dicho premio, impresionó al jurado en varios aspectos.

Medio ambiente

 

"En caso de duda, el aspecto ecológico tiene prioridad sobre el beneficio rápido." Declaración de la Misión del Consejo de Administración, 1989

En 1992 desarrollamos Picto, la primera silla giratoria de oficina totalmente reciclable, y demostramos que los productos innovadores pueden ser diseñados y producidos ecológicamente. La responsabilidad ambiental, después de todo, se inicia con el diseño del producto. Como pensadores proactivos, también demostramos nuestra fuerza innovadora en materia ecológica: con los procesos de productos respetuososo con el medio ambiente, con la utilización de materiales compatibles con el medio ambiente, con un sistema especializado de embalaje con valor añadido, y con la eliminación de residuos o en la utilización de una laca baja en disolventes.

Liderazgo de personal

"No hay instrucción sin explicación“

Esta frase de Fritz Hahne de convirtió rápidamente en la guía para la comunicación interna. Las decisiones en Wilkhahn siempre deben ser legitimadas por medio de argumentos y no de jerarquías. Esta cultura corporativa produce individuos fuertes, seguros de sí mismos que pueden identificarse con su trabajo y que están totalmente comprometidos.